Archivo de la categoría: Software

La importancia de la web multilingüe

Debemos admitirlo: no estamos solos. En una época en la que viajes, noticias, economía y las culturas de todo el mundo están tan interrelacionadas, no podemos ignorar el hecho de que Internet también es un medio global, intercultural y sí, multilingüe.

Dicho brevemente: ni España es el centro del mundo, ni el español es el único idioma hablado. Por eso, a estas alturas de la globalización, se hace indispensable contar con páginas web que “hablen” a los usuarios en su propio idioma. Pero, ¿por qué se hace tan necesario? Veamos algunas razones:

  • Imagen: una web disponible en varios idiomas es un “guiño” al usuario; demuestra interés y concienciación por las necesidades de nuestros usuarios. Esto se hace, si cabe, más importante en páginas de comercio electrónico.
  • Mayor difusión y alcance de la información: una web en español puede llegar a, aproximadamente, 500 millones de personas (precisamente esta difusión del español hace que seamos “perezosos” a la hora de pensar en otros idiomas). Si además añadimos el inglés a nuestra web, abarcamos a otros 600 millones más (nos referimos a personas que tienen estos idiomas como primera o segunda lengua). Finalmente, con idiomas como el francés y el portugués podríamos llegar hasta los 700 millones de hablantes. En resumen:  4 idiomas en nuestra web permiten el acceso a 1.800 millones de habitantes, ¡y esto son 1.800 millones de posibles clientes!
  • Amortización de la inversión: el incremento de precio de una web multilingüe es pequeño, y a efectos reales es como tener varias páginas totalmente diferentes.
  • Posicionamiento en buscadores: más idiomas significa más contenidos, y por tanto los buscadores asignarán mejores puntuaciones a nuestra web.

Bien, supongamos que ya estamos decididos a hacer una web multilingüe. ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • La web presenta diversos idiomas, no países. Salvo contadas excepciones, no se recomienda poner banderas indicando los idiomas disponibles (el español no sólo se habla en España, ni el inglés en el Reino Unido). Entre las excepciones están:  idiomas minoritarios que se hablen en un solo país, localizaciones específicas por países (Venezuela, Argentina, México, Perú, España…).
  • Los idiomas representan culturas. Esto implica que deben cuidarse ciertas expresiones que no tienen traducción, distribución de los contenidos… por poner un ejemplo extremo para entenderlo: los países de cultura árabe tienen mentalidades muy distintas a la nuestra, y debe cuidarse.
  • Distintos idiomas, generalmente, presentan distintas monedas. Si nuestra web es de comercio electrónico, haremos bien en facilitar la conversión a la moneda local del usuario (habitualmente, con euros y dólares americanos abarcaremos el mayor número de usuarios).

Como en todo, es importante el equilibrio: no merece la pena incluir una traducción al Xhosa a menos que las perspectivas de usuarios de este grupo lingüístico sean importantes.

En resumen, la próxima vez que debas hacer una web, pregúntate: ¿debo considerar la posibilidad de incluir, al menos, un par de idiomas más? Seguramente la respuesta sea afirmativa en la mayoría de los casos.

Anuncios

Lanzada Open Office 2.3

La suite ofimática Open Office (alternativa libre y gratuita a Microsoft Office) ha lanzado al público su versión 2.3.

Para todos los que usamos esta versión esta es una buena noticia. Entre las novedades que se presentan, están las siguientes:

  • Soporte de gráficos tridimensionales.
  • Barras de herramientas reorganizadas.
  • Exportación de documentos tipo Wiki (con múltiples colaboradores en línea).
  • Gestor de Informes en Base (sistema de Bases de Datos de Open Office).
  • Soporte de Extensiones para añadir funcionalidad.
  • Autodetección del idioma en palabras desconocidas.

Aún no he probado esta nueva versión, pero espero impaciente el momento de poder actualizarme. Ya he probado algunas de las características (apenas he notado la reorganización de la barra de herramientas). En breve probaré las extensiones y os cuento. Esta sigue siendo una magnífica versión.

¿No has probado Open Office? ¡Tal vez este sea el momento perfecto!

¿Tus programas de ofimática, son legales? Según las cifras publicadas por Microsoft, se estima que el 35% del software en el mundo son copias piratas o ilegales.

Tras años de tolerar la pirateria extraoficialmente como medio de asegurarse el control del mercado, Microsoft está llevando a cabo ahora una ofensiva para asegurarse que las copias de sus programas son legítimas.

Si sabes usar MS-Office, sabes usar OpenOffice.org 2. Hay estudios que demuestran que es diez veces más barato cambiar a OpenOffice.org 2 que actualizar el software a MS-Office 2007.

Una encuesta ha indicado que el 86% de los usuarios prefieren probar OpenOffice.org 2 en vez de comprar MS-Office 2003.

Asi que, ¿a qué esperas? No te cuesta nada probarlo. Y si te gusta, OpenOffice.org 2 no te costará nada, podrás usarlo todo lo que quieras y donde quieras. Tranquilidad sin costes.

Legalizate. Usa OpenOffice.org

Para escuchar música… en Linux

Realmente, hay cientos de reproductores de música y radio para Linux. Hoy os comento uno que realmente me ha impactado.

Admito que soy un amante de la sencillez, y este programa me ha cautivado precisamente por eso. Sencillo de manejar, tiene unas características que no había visto hasta ahora. Se llama Listen, y puedes instalarlo directamente con la utilidad de Ubuntu para agregar y quitar programas.

Logo de Listen
Logotipo de Listen

Consta de varios paneles. A la izquierda, la lista de reproducción (siempre visible), los datos de la canción actual y algunas opciones más (reproducción aleatoria, limpiar lista, etc).

En el centro, diversas opciones de navegación: elementos recientes, emisoras de radio, podcast… Hasta aquí, nada nuevo. Pero quizá lo más interesante es que, pulsando en el botón Wikipedia, te abrirá un panel con la información disponible en esta enciclopedia sobre lo que estás escuchando: el autor, el disco o la canción. Además, dispone muy a mano de un botón Letras, que automáticamente te mostrará la letra de la canción.

Por supuesto, Listen hace todo lo que se podría esperar de un reproductor de música decente (reproducir MP3 y otros archivos de sonido). Personalmente, usaré este hasta que encuentre uno mejor.

Para saber un poco más, visita la página oficial del proyecto Listen. Aquí os dejo algunas capturas de pantalla.

Captura de pantalla del reproductor de música Listen Captura de pantalla del reproductor de música Listen
Capturas de algunas pantallas en Listen

Instalar Watchtower Library en Linux

Lo primero imprescindible en mi ordenador con Ubuntu era instalar la enciclopedia Watchtower Library. Si no conseguía esto, tendría que seguir utilizando Windows… y eso me apenaba seriamente.

Leí acerca de un programa llamado Wine, con el que pueden ejecutarse programas creados para Windows. Si sigues los siguientes pasos, podrás instalar tu Watchtower Library en Linux.

Instalación de Wine

Primero, instala Wine en tu equipo:

  1. Accede a Aplicaciones > Añadir y quitar…
  2. En el cuadro de texto Buscar escribe Wine y pulsa intro.
  3. Aparecerán varias aplicaciones. Selecciona Wine Windows Emulator (marcando la casilla de la izquierda).
  4. Finalmente pulsa en Aceptar.

Comenzará a descargarse los paquetes de Wine y a instalarlo. Una vez finalizado este proceso, comenzamos la instalación.

Instalación de Watchtower Library

  1. Introduce en tu unidad lectora de CD-ROM el disco de Watchtower Library. Yo usé la versión 2006 en español.
  2. Cuando estés viendo el contenido del CD-ROM (si no se abre, puedes acceder en Lugares, y buscando la unidad correspondiente), haz doble clic en el icono “setup.exe“. Transcurrido un instante, comenzará la instalación como si se tratara de Windows.
  3. Decide qué instalación quieres, de CD-ROM o de disco duro.
  4. Sigue los pasos hasta que finalice la instalación.

Configuración

En caso de que alguno de los pasos anteriores falle, tal vez tengas que investigar un poco más (por ejemplo, cómo configurar Wine).

Si has hecho la configuración por defecto, debería aparecer el icono de la Watchtower Library en el escritorio, así como existir una entrada en el menú Aplicaciones, bajo el apartado Wine.

Seguidos todos estos pasos, el resultado es completamente satisfactorio: hemos logrado instalar Watchtower Library en Linux.

Por si necesitas crear un lanzador personalizado para la Watchtower Library, introduce la siguiente línea en el campo “Comando”:

env WINEPREFIX=”/home/ivan/.wine” wine “C:\Archivos de programa\Watchtower\Watchtower Library 2006\s\wtlib.exe” /Config “c:\Archivos de programa\Watchtower\Watchtower Library 2006\s\wtlconfig.mepsxml”

Remplaza “/home/ivan/.wine” por tu carpeta de wine (si has hecho la instalación por defecto tienes que cambiar “ivan” (que soy yo) por el nombre que especificaras al instalar Ubuntu.

Watchtower Library en Ubuntu Linux