La importancia de la web multilingüe

Debemos admitirlo: no estamos solos. En una época en la que viajes, noticias, economía y las culturas de todo el mundo están tan interrelacionadas, no podemos ignorar el hecho de que Internet también es un medio global, intercultural y sí, multilingüe.

Dicho brevemente: ni España es el centro del mundo, ni el español es el único idioma hablado. Por eso, a estas alturas de la globalización, se hace indispensable contar con páginas web que “hablen” a los usuarios en su propio idioma. Pero, ¿por qué se hace tan necesario? Veamos algunas razones:

  • Imagen: una web disponible en varios idiomas es un “guiño” al usuario; demuestra interés y concienciación por las necesidades de nuestros usuarios. Esto se hace, si cabe, más importante en páginas de comercio electrónico.
  • Mayor difusión y alcance de la información: una web en español puede llegar a, aproximadamente, 500 millones de personas (precisamente esta difusión del español hace que seamos “perezosos” a la hora de pensar en otros idiomas). Si además añadimos el inglés a nuestra web, abarcamos a otros 600 millones más (nos referimos a personas que tienen estos idiomas como primera o segunda lengua). Finalmente, con idiomas como el francés y el portugués podríamos llegar hasta los 700 millones de hablantes. En resumen:  4 idiomas en nuestra web permiten el acceso a 1.800 millones de habitantes, ¡y esto son 1.800 millones de posibles clientes!
  • Amortización de la inversión: el incremento de precio de una web multilingüe es pequeño, y a efectos reales es como tener varias páginas totalmente diferentes.
  • Posicionamiento en buscadores: más idiomas significa más contenidos, y por tanto los buscadores asignarán mejores puntuaciones a nuestra web.

Bien, supongamos que ya estamos decididos a hacer una web multilingüe. ¿Qué debemos tener en cuenta?

  • La web presenta diversos idiomas, no países. Salvo contadas excepciones, no se recomienda poner banderas indicando los idiomas disponibles (el español no sólo se habla en España, ni el inglés en el Reino Unido). Entre las excepciones están:  idiomas minoritarios que se hablen en un solo país, localizaciones específicas por países (Venezuela, Argentina, México, Perú, España…).
  • Los idiomas representan culturas. Esto implica que deben cuidarse ciertas expresiones que no tienen traducción, distribución de los contenidos… por poner un ejemplo extremo para entenderlo: los países de cultura árabe tienen mentalidades muy distintas a la nuestra, y debe cuidarse.
  • Distintos idiomas, generalmente, presentan distintas monedas. Si nuestra web es de comercio electrónico, haremos bien en facilitar la conversión a la moneda local del usuario (habitualmente, con euros y dólares americanos abarcaremos el mayor número de usuarios).

Como en todo, es importante el equilibrio: no merece la pena incluir una traducción al Xhosa a menos que las perspectivas de usuarios de este grupo lingüístico sean importantes.

En resumen, la próxima vez que debas hacer una web, pregúntate: ¿debo considerar la posibilidad de incluir, al menos, un par de idiomas más? Seguramente la respuesta sea afirmativa en la mayoría de los casos.

Acerca de Iván Argulo

Programador, Analista de Sistemas y Webmaster Perfil en Google+

Publicado el febrero 4, 2010 en Aplicaciones web, Internet, Programación, Software, Web. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: